jueves, 23 de junio de 2011

Orolíquido & Almazaras de la Subbética



El pasado 9 de junio, tuvimos el placer de asistir a una cata de aceites que tuvo lugar en las instalaciones de Orolíquido, establecimiento dedicado casi por completo a la comercialización de aceites de gama superior, y digo “casi por completo” debido al hecho que entre sus productos podemos encontrar también una cuidada selección de vinagres y de aceites poco comunes en otros comercios, como el aceite de avellana, almendra, nueces y sésamo entre otros. Aceites estos últimos muy conocidos por los profesionales de la cocina, pero no tanto a nivel del consumidor final.


La tienda dispone en una planta inferior de una sala dedicada a realizar diversos tipos de eventos relacionados con el mundo del aceite, disfrutamos en esta ocasión de una cata de aceites guiada por José Antonio Nieto Adamuz, gerente de Almazaras de la Subbética ubicada dentro de la Denominación de Origen Priego de Córdoba, miembro del Consejo Regulador de la misma y especialista en cata de aceites.


La cata consistió en una introducción a la elaboración del Aceite de Oliva, sus clasificaciones comerciales y características; para dar paso después a la degustación de diferentes aceites.


Iniciamos la cata probando un aceite defectuoso, en el cual se apreciaban los efectos de la oxidación (enranciamiento), con el objetivo de fijar en la memoria gustativa de los asistentes este defecto.


Continuamos con la cata de un aceite de oliva lampante, aceite que no se comercializa de forma directa y que posteriormente tras mezclarlo con una cantidad de Aceite de Oliva Virgen Extra dará lugar al Aceite de Oliva Virgen, que es la categoría de aceite más ofertada en el mercado y la más conocida por el consumidor final.

Continuamos con tres tipos de Aceite de Oliva Virgen Extra elaborados con tres variedades de aceituna diferentes.
Durante el proceso de cata se hizo especial hincapié en las características organolépticas de cada variedad.


Comenzamos con un aceite producido en la provincia de Lleida, elaborado con la variedad Arbequina, que mostró aromas con recuerdos a frutos secos, un aceite suave y equilibrado, ideal para casi cualquier tipo de cocina.

El segundo aceite, obtenido de la variedad Hojiblanca y elaborado por Almazaras de la Subbética mostró aromas totalmente frutales que recordaban a la manzana, muy intenso y con un amargor patente, pero muy equilibrado.

Por último catamos un aceite elaborado con una “variedad menor”, la Picudo (no confundir con Picual), elaborado también por Almazaras de la Subbética. El aceite de color y nariz muy intensas, con recuerdos de tomatera, sabor muy intenso en el cual destacaban las sensaciones picantes y un potente amargor muy agradable. Un aceite excepcional.


Interesante cata de iniciación e iniciativa que pone de manifiesto la necesidad de productores y comerciantes en dar a conocer esta gama de producto, que aunque parezca mentira continua siendo una desconocida por el consumidor final.
Como igualmente se puso de manifiesto el interés despertado en los clientes por la cata, la sala estaba al completo y creo que todos terminaron conociendo y apreciando un producto tan vinculado a nuestra cultura e historia como es el aceite.

Nuestro agradecimiento a José Antonio Nieto,   Almazaras de la Subbética, a la D.O. Priego de Córdoba, a Oro Líquido y a Francisco Chacón que nos invitó al evento.


3 comentarios:

  1. No conocía esta tienda, bien interesante. Aunque como muchos de los que tenemos blog y parientes en un pueblo yo suelo cocinar gran parte del año con un aceite 'que me traen del pueblo' que es una maravilla.

    Aún así siempre viene bien conocer donde conseguir aceites diferentes y de calidad :)

    ResponderEliminar
  2. Información que me anoto..... :)
    Yo no tengo contactos familares q me facilten aceite de calidad.... excepto uN amigo que si produce, q está orgulloso de su aceite, pero que no es ninguna cosa dell otro dia ( no sabe leeer blogs.... no problem..... :)...).

    ResponderEliminar
  3. Ricard, amigos como tú, para que necesita uno enemigos :-) Yo si fuera tu amigo no te dejaría probar mi sorprendente aceite. Saludos.Pilar.

    ResponderEliminar