domingo, 29 de enero de 2012

Petit Gourmand


 El Mercat de Sant Antoni, fue el primer mercado construido fuera de las murallas de la ciudad de Barcelona, allá por el 1882, bajo las directrices de Ildefons Cerdà y de su Eixample. El mercado toma su nombre de la puerta de Sant Antoni de la antigua muralla que delimitaba la ciudad medieval, mercado que se convirtió en el punto neurálgico del barrio y motor del comercio en la zona.

A la sombra de este histórico edificio se pueden encontrar numerosos restaurantes e interesantes comercios relacionados con la gastronomía. Uno de ellos es Petit Gourmand, establecimiento en el que podemos encontrar una selección de interesantes productos y vinos. El establecimiento abrió sus puertas recientemente con la intención de ofrecer al barrio un surtido de productos gourmets, que poco a poco se irán completando con innovadoras propuestas

Interesante mostrador con una interesante selección de quesos nacionales y franceses, se codean con embutidos de León y una sobrasada impresionante.



Podemos encontrar también un surtido de productos Espinaler, una pequeña taberna del 1896 que con el devenir de los años se ha convertido en una empresa que comercializa un amplio abanico de productos, desde su conocido vermut a conservas de marisco gallego.
 Aceites, olivas, mermeladas, salsas y platos preparados complementan la oferta
 Excelentes arroces y legumbres
Arroz Carnaroli y Bomba ambos del Delta del Ebro y de gran calidad. Las alubias de Tolosa y el garbanzo de León
Una pequeña pero interesante selección de vinos, cervezas artesanas y licores.
El agradable espacio en el que se exponen los vinos se presta a las degustaciones y catas más variadas.
Al frente de todo esto se encuentra Ana Larrañaga y su socia. Ana, formada en la Escuela de Cocina Hofmann, cuenta con una gran experiencia en el mundo de la hostelería, y en concreto de la cocina, pero además espera poner en marcha dentro de muy poco tiempo uno de sus sueños, montar una pequeña cocina y sala de degustación contigua a la tienda en la que se realizaran cursos de cocina y degustaciones para grupos. Esta es otra de las facetas ocultas de Ana, su amor por la formación y por transmitir sus conocimientos de cocina.
Otros proyectos quedan de momento en espera, coartados por los bancos en estos difíciles tiempos que estamos pasando para emprender nuevos proyectos, pero a ambas se les dibuja una sonrisa en la cara, hablando de un futuro servicio de catering que guardan como "As" en la manga.

Nuestros mejores deseos, para todos estos proyectos.

Podéis visitar Petit Gourmand en:
Comte Borrell, 53, 08015 Barcelona
Teléfono 93 182 58 99


y en FaceBook:


https://www.facebook.com/pages/Petit-Gourmand/342986252384362?sk=wall

martes, 6 de diciembre de 2011

BARCELONA degusta 2011



Barcelona degusta vuelve al panorama de ferias de Barcelona, tras su ausencia en el año 2010. Cambio de fechas y de organizadores, tal vez para no coincidir bianualmente con Alimentaria y aprovechar el empuje que supone la cercanía a la campaña de navidad, potenciando la filosofía de salón, orientado al consumidor final.

El hecho de reencontrarnos con viejos conocidos nos animó a visitar la presente edición de Barcelona degusta, después de este lapsus de un año.

La feria compartía fechas con dos salones más, Auto-Retro y un salón de Artesanía. No sabemos si este fue el motivo, pero en la presente edición los expositores se han visto reducidos de cerca de los 500 de la edición de 2009 a 161 en el presente año. ¿Crisis?, ¿mala organización?, sea como sea esto se ha traducido en un descenso de casi la mitad de público asistente.


Lo que en anteriores años era un festival de productos y de expositores de todos puntos de España y de países vecinos ha dado paso a un salón un tanto “raquítico” y falto del interés de tiempos pasados.
De la misma manera la oferta de talleres, conferencias, catas y presentaciones se ha visto sensiblemente mermada, en cuanto a número de actividades y ponentes, restando al salón uno de sus vertientes con más aliciente para gran número de visitantes.


Continúan por suerte la calidad y excelencia de muchos expositores, aportando al salón esos productos que hacen merecida la visita, desde trufa blanca a alcachofas del Prat, pasando por cervezas artesanas de gran calidad.


Algunas ponencias más que interesantes como la de Llorenç Petràs, si alguien sabe de setas en este país es él o la de Xesco Bueno, con su “Al límite de lo comestible”, de la cuál encontraréis más detalles en su blog “Gastromimix”.

Xesco bueno en plena charla
Llorenç Petràs y su despliegue de setas

Otro detalle curioso, las reservas para el Aula del gust se realizaban únicamente por teléfono, lo cuál generaba que algunas de las reservas no hiciesen acto de presencia quedando estas plazas vacías, ¿por que no dar a los asistentes al recinto la posibilidad de ocupar esos lugares?, cosas inexplicables.

Núria Bàgena, presentando la Cuina de la Riera

Como maestra de ceremonias, presentando las diversas demostraciones y ponencias en el Agora de gustNúria Bàgena, compañera, profesora de cocina y autora de interesantes libros de cocina vinculados con la historia.


La principal diferencia de esta feria con otras relacionadas con el sector de la alimentación es la posibilidad de comprar y degustar productos in-situ. Algunos contratiempos acaecidos en algún que otro stand, al querer comprar nos encontrábamos con una extraña respuesta: “no tenemos cambio”. Sin comentarios..

Hay expositores que son un clásico de los salones dedicados a la alimentación, Aneto y Damm ambos empeñados una vez más en hacerme beber sus productos. Los de Aneto desde mi punto de vista más bien podrían dedicarse a dar a probar platos elaborados con sus caldos, demostrando así su potencial en la cocina, pero la verdad a mi personalmente lo que menos me apetece en una feria de este tipo es beberme un vaso de caldo de pollo. Damm por su parte sigue insistiendo con la cerveza de Ferran, la inedit, de sus productos sólo me interesa una cerveza y no es esta precisamente.

Los precios de las degustaciones oscilaban entre uno y tres “eurillos”, precios más que populares. Había degustaciones de lo más interesantes, de la mano de restaurantes como Yashima, Indochine o Cibus, sin olvidar muchas de las ofrecidas por los expositores. En cambio encontramos degustaciones un tanto lamentables, como el caso de una mini-tartaleta con una minúscula porción de “algo” perdida entre sus 3,5 cm de diámetro; la verdad es que a mi me daría un poco de reparo cobrar un euro por semejante “tapita”. ¿Será verdad que los catalanes somos tacaños?.


El apartado de bebidas nos resultó muy interesante por el número de expositores de cervezas artesanas, un placer salir de las marcas clásicas. Los vinos fueron otro cantar. Salvo excepciones como la de Agrícola Falset, con su gama de vinos Ètim,  la oferta era bastante triste y prácticamente se reducía a un espacio común con la representación de diversas cavas. Freixenet, como podéis observar en la foto tampoco desplegó su tradicional poderío.



El perro verde de la feria para nosotros fue el de las islas Azores, al parecer allí no llega la crisis (véase el tamaño del “stand”), me pregunto si tendrá algo que ver la cumbre de aquellos tres jefes de estado en busca de las armas de destrucción masiva….


A destacar el campeonato Lluís Santapau al Mejor Maestro Chocolatero organizado por la Escuela de Pastelería del Gremio de Barcelona, y que brindó la posibilidad de disfrutar del trabajo de estos especialistas en directo.


Mención también a ESHOB (Escola Superior d´Hostaleria de Barcelona), y en especial a sus alumnos, que proporcionaron el soporte a gran número de actividades y restaurantes participantes en la muestra. 

Una edición que no nos ha dejado muy buen sabor de boca y la verdad, esperamos que para la próxima ocasión los organizadores despierten un poco más y el salón se convierta en un referente del sector, tanto para promocionar como para adquirir productos de calidad que no se encuentran habitualmente al alcance del consumidor final.

Ágoras del gust y Aulas del gust tendrían de igual manera que convertirse en referentes del salón para el público al que se pretende llegar, acercando la alta gastronomía a la gente de a pie y dejar de lado intereses comerciales que en ocasiones empañan sus objetivos.


productos marroquís, el espacio chill-out del salón

 La fiebre de las "cup-cakes" también hizo acto de presencia

martes, 8 de noviembre de 2011

La cuchara de Plata, el libro de la cocina Italiana




Cada país cuenta en su haber con un libro de referencia de la cocina contemporánea, ese libro que figura en muchos hogares y que en ocasiones también es imprescindible para un cocinero. Escoffier o Bocuse  en el país vecino, Josep Lladonosa con su “Gran Llibre de la Cuina Catalana” o Doña Petrona en Argentina por irnos un poco más lejos. La cuchara de Plata o Il Cucchiaio d’Argento  es sin lugar a dudas el libro de la cocina italiana y tuvimos el placer de asistir el pasado 3 de noviembre a su presentación por parte de la Editorial Phaidon Press.


El libro

Editorial Phaidon presentó en 2006 un interesante libro de cocina italiana en nuestro país, La cuchara de plata. Un ejemplar voluminoso con más de 2000 recetas que recopilaba la amplia y rica cocina tradicional de Italia, desde los platos más sencillos –los de cada día- hasta las elaboraciones que han encumbrado a esta excelente cocina a nivel internacional.
La edición de 2006 de color blanco inmaculado se viste en 2011 de color rojo intensoEl libro revisa, mejora y actualiza todos sus contenidos, aportando 400 nuevas fotografías, colaboraciones de prestigiosos chefs italianos y de países de habla hispana, nosotros entre ellos.
Los orígenes del libro se remontan a 1950, cuando de la mano de Editoriale Domus un grupo de gastrónomos se dedicó a recopilar las recetas tradicionales por toda la geografía italiana, de forma que la variada gastronomía del país estuviese reflejada y al alcance del gran público. Lo que empezó con una recopilación de recetas del norte y centro del país es ahora un tratado en el que se ven reflejadas las 16 regiones del país
Todo este esfuerzo a dado lugar a que La cuchara de Plata o Il Cucchiaio d’Argento como se conoce en Italia , sea el libro de referencia de este país y se considere tanto a nivel nacional e internacional como “la biblia de la cocina italiana”.


El libro organizado por grupos de alimentos expone de forma muy clara las recetas, basta con ir al capítulo de verduras y en él encontraremos las recetas clasificadas según el ingrediente principal, el dedicado a las berenjenas una delicia. 
Capítulo a capítulo vamos desgranando la riqueza culinaria de Italia, desde los risottos del norte a la caponatta siciliana que puede recordar a nuestra samfaina, salvando distancias. Sin olvidar cocidos, sopas, casquería y excelentes platos de marisco, pescado, vacuno, cerdo o cordero; para terminar con los postres, y es que no es tiramisú todo lo que reluce.


En definitiva un gran libro imprescindible para los amantes de la cocina italiana. Dos mil recetas que reflejan la cocina tradicional italiana, algunas de clara influencia francesa o española, que pone de manifiesto el intercambio cultural de la gastronomía,  todas ellas perfectamente organizadas en dos índices de fácil consulta. Lo que no sería fácil de consultar y sí muy interesante,  son los orígenes y evolución de muchas de estas recetas, casi seguro que nos sorprenderían, descubriríamos casi seguro pinceladas de todos esos países que en algún que otro momento han estado bajo la influencia de Italia desde la época romana. En resumen un libro que es casi una enciclopedia e imprescindible para cualquier cocinero o aficionado a la gastronomía.

La presentación


Gisela Rosell y Pedro Martín de Editorial Phaidon fueron los responsables de la organización y presentación del evento acompañados por una maestra de ceremonias muy especial,  Angela Barusi, una de las mejores embajadoras de la cocina y de los productos italianos en nuestro país,  que a través de su agencia de comunicación Forma Libera promociona y organiza  diferentes acciones destinadas a dar a conocer la riqueza y singularidad de productos amparados por las diferentes D.O.P. Italianas.


Poníamos los pies en el Restaurante GUSTIBUS ITALIAE pasadas las ocho de la tarde, nos recibía Angela, que ejercía de anfitriona esa noche y que nos presentó a Gisela y a Pedro de Phaidon Press. Muchas caras conocidas, compañeros bloggers, prensa escrita y televisión disfrutamos de un excelente aperitivo del que doy cuenta más abajo, al que siguió la presentación de libro, amena y concisa, tras la cuál pudimos degustar una serie de platos de cocina italiana.


La cena en De Gustibus Italiae


Roberto Iemi , Milanés, se encuentra al frente de la cocina y Katinka Ylla al mando de la sala, dirigen este restaurante desde hace doce años, tiempo durante el cuál se han convertido en un de los establecimientos mas reputados de la cocina italiana tradicional de esta ciudad, y que como apunté anteriormente fueron los responsables del aperitivo y posterior menú basado en la "La cuchara de plata". Recetas que son su contribución a este libro y que podéis encontrar en el último capítulo dedicado a creaciones de chefs de prestigio.


Aperitivo

Bresaola, foie y aceite de trufa blanca
Gamba, alcachofa confitada, tomatito asado
speck
chips de patata y crema de queso


Menú "La cuchara de plata"


PRUNOTTO 2008. D.O Barbera d'Alba. Un tinto muy interesante marcadas notas a café y en boca muy redondo.



Flor de calabacín frita rellena de mozzarella y mi-cuit de pato. Rebozadas a la romana, -no podía ser de otra manera y sobre una ensalada de pera y rúcula, de diez!

Ravioli gigante hecho a mano relleno de queso fresco "stracchino", yema de huevo y trufa. Pedir disculpas, ante la curiosidad se me olvido de hacer una foto antes de empezar a degustarlo, no podía aguantar . Un plato muy rico en el cuál sus componentes hablan por si solos, lástima de que la yema no estuviese ligeramente más líquida.


PIO CESARE 2009. D.O. Dolcetto d'Alba. Segundo vino de la noche. Más joven y con más carácter agradable equilibrio entre fruta y madera.


Tartare de ternera "vuelta y vuelta" con alcaparras, apio, cebolla roja y aceite perfumado con anchoas y nueces. Agradable steak-tartar marcado brevemente a la plancha, muy bien aliñado y acompañado de una juliana de puerro frita.


Semifrío de amaretto con salsa de chocolate. El amaretto es uno de mis licores preferidos en la pastelería, así que no puedo ser objetivocon este postre: una delicia!

Para terminar

Como profesor de cocina me resulta comprensible que cocineros y público mínimamente interesado en la gastronomía no conozcan la cocina de Turquía o de Senegal por poner dos ejemplos.
Lo que sí me resulta muy extraño es el desconocimiento de cocinas tan cercanas como la francesa, portuguesa o italiana que es la que nos ocupa el día de hoy.
Por parte de los profesionales lo encuentro alarmante, por parte del aficionado a la gastronomía o simplemente por aquel al que le guste disfrutar de la buena mesa lo encuentro un descuido que les hará perderse muchos placeres.


Fruto de esas  lagunas son comentarios y tópicos del tipo: “En la cocina Francesa todos los platos llevan crema de leche”, “Los italianos solo comen pasta y pizza” o que los portugueses solo cocinan bacalao. Imagino que desde el exterior nosotros únicamente comemos tapas y paella acompañados de gazpacho y sangría  (el resto del tiempo echamos la siesta).

Para demostrar que los italianos no se sustentan únicamente con raviolis basta con echar un vistazo al índice de La cuchara de Plata, sus recetas e ingredientes son tan variados como lo es su geografía, nada tienen que ver los productos que nos ofrecen regiones como Piamonte con los que encontraremos en Calabria.

Para terminar agradecer a Gisela Rosell Pedro Martín, a Angela Barusi y como no a Roberto y Katinka la excelente presentación y agradable velada.


La cuchara de Plata, 39,95 €, 2011 Phaidon Press  www.phaidon.com


Links de interés:

Phaidon Press www.phaidon.com
Forma Libera www.formalibera.com


Restaurante GUSTIBUS ITALIAE
C/ Ricardo Calvo, 13  (Sant Gervasi)  Barcelona
Distrito: Sarrià-Sant Gervasi - Barrio: Sant Gervasi